Inicio

El 3 de abril 2017 se cumplen cien años del fallecimiento del General Bazán. Un castreño de adopción.

Centenario General Bazan- cabecera

El próximo 3 de abril del presente año de 2017 se cumplirán los cien años del fallecimiento de Julio Domingo-Bazán. Puede que a muchos castreños este nombre les diga poco o nada; creo que hemos de poner en su lugar a este general que tuvo su importancia en esta ciudad. Porque Julio Domingo-Bazán fue un valenciano de nacimiento y sin duda un castreño de adopción.

Resumen biográfico.


Julio Domingo Bazán nació en Valencia, en la primavera de 1847. Era el segundo hijo de Antonia Bazán y Juan Miguel Domingo. Éste pertenecía, como luego Julio, al arma de Infantería. Juan Miguel fallece sin haber cumplido Julio los dos años. Su madre, Antonia, se traslada de Valencia a Barcelona con sus dos hijos. Consigue para ambos una formación militar.


Julio, al terminar su formación en 1865, se ve participando en algunas acciones militares promovidas por los espadones de la época, que le sirvieron para ascender a teniente. En 1868 participa en la batalla de Alcolea, donde cae la monarquía borbónica encarnada por Isabel II y da comienzo el llamado Sexenio Democrático. Emprende inmediatamente su primer viaje a Cuba donde se había iniciado la guerra de los diez años.


Al volver herido a la península a mediados de 1870, se dedica a dar clases en academias militares. También inicia sus estudios de Derecho. Más tarde se le destina a la guerra carlista en Cataluña. La proclamación de la Primera República da un cambio a su carrera, yendo al ministerio de la Guerra, donde es requerido por Estanislao Figueras. Colabora con la República hasta diciembre de 1874, en que se produce la Restauración borbónica.


Tras un tiempo residiendo en París, en 1879 cuando se le destina a Castro Urdiales.

Sus ideas avanzadas, que encajaban poco en la política oficial restauradora, tuvieron que ver con este destino tan decisivo para él. Se le encomendó la puesta en marcha de un "Batallón de Reserva o de Depósito". Este tipo de "batallones", creados en toda la geografía de España, en realidad eran una iniciativa del Gobierno para tener controlada una población que pudiera ser movilizada con rapidez en caso de conflicto bélico.


En este momento, en que Julio llega a Castro, es cuando comienza a asentarse en lo afectivo, social y familiar. Es cuando conoce a la que será su esposa, Aurora Goicouría Montojo, de familia castreña arraigada en muchas generaciones. En 1881 se casan en Santa María de Castro. La boda se celebra algo más de un mes después de haber fallecido su madre y unos dos meses antes de que muriera su suegro, Máximo Goicouría. Éste había sido un "indiano" que había vuelto desde Cuba a Castro muchos años antes y había traído una fortuna considerable; fortuna que había ampliado en su actividad como financiero.


Bilbao es el nuevo destino militar de los Domingo Bazán. Allí residen varios años, tienen sus tres hijos mayores (Aurora, Julia y Julio) Participa Julio en la vida social y corporativa bilbaína. Sus intentos de ejercer la abogacía en Bilbao se ven entorpecidos por el estamento militar. Coincidiendo con su ascenso a coronel e impulsado probablemente por una enfermedad de su hijo varón, pide el traslado a Madrid donde se instala con toda la familia a finales de 1885. Su hijo Julio Domingo Goicouría muere allí con poco más de un año en 1886.


Esta nueva experiencia dolorosa, debió de contribuir a que al poco tiempo se embarcara toda la familia rumbo a Puerto Rico (1887), donde sin duda tenían intención de establecerse. Viaja allí Julio como secretario del gobernador de la Isla. La esperanza de que en el Caribe pudieran emprender una vida con menos adversidades, parece que se frustró muy pronto. Por motivos políticos ha de volver a la Península con el gobernador a los 6 meses de estancia.
En el periodo en que estuvo con su familia en Castro, tras su vuelta de Puerto Rico, nació su hija menor, que resultó ser la única castreña de las tres; castreña de nacimiento, que de corazón lo fueron todas. También consta que en esta época Julio hizo una donación de libros al Ayuntamiento para la creación de una biblioteca, siendo alcalde Gregorio Otañes.


Al año siguiente hace otro intento de emigrar a las colonias. Esta vez viaja solo con el nombramiento de “Subdirector de la Dirección General de Administración Civil de las Islas Filipinas”. Es cuando conoce al general Weyler, gobernador entonces del Archipiélago. Recorre varios cargos oficiales, terminando como fiscal del Tribunal de lo Contencioso Administrativo de la Islas. De vuelta a la península retoma definitivamente la carrera militar.


En octubre de este año 1890 inicia la construcción de la que será su vivienda en Castro Urdiales, el chalet Bazán. Está situado en el paseo de Ocharan Mazas y fue construido por el arquitecto castreño Eladio Laredo.


Coincide su ascenso a general de brigada en 1893, con el reactivarse la guerra independentista de Cuba, por lo que es requerido para desplazarse a la Isla. En octubre de 1897, Julio vuelve a la Península, viendo desde lejos la guerra con los EEUU, que él probablemente no aprueba, y el Desastre Colonial.


Hasta 1904 no tiene actividad pública relevante, salvo la publicación en un semanario de sus “Estudios sobre la Guerra” donde muestra su notable erudición sobre el mundo antiguo. En ese año es nombrado fiscal del Consejo Supremo de Guerra y Marina. Al año siguiente Weyler es nombrado ministro de la Guerra y le llama como subsecretario. Tienen que hacer frente a importantes conflictos institucionales en que intervienen directamente el Ejército y el Rey.


A principios de 1907, es nombrado gobernador militar del Campo de Gibraltar. Este periodo gibraltareño es probablemente el más satisfactorio en su carrera militar. Se instaló allí con su familia y tuvo un notable reconocimiento institucional, tanto por parte de las autoridades españolas como británicas. Asiste al conflicto de la construcción de la primera verja de Gibraltar. Permanec

e en ese puesto hasta su ascenso a teniente general en noviembre de 1911.
Durante este periodo, movió sus influencia para lograr que la "villa" de Castro Urdiales pasara a ser nombrada "ciudad". El consistorio municipal le agradeció sus gestiones en este sentido.


Su última etapa se caracteriza por ocupar tres capitanía generales. Primero la de Castilla la Vieja, en Burgos, luego la de Castilla la Nueva, en Madrid, y por último la de Valencia. Esta última sólo por pocos meses, pues es nombrado en agosto de 1916 y fallece el 3 de abril de 1917. Sus honras fúnebres fueron todo un acontecimiento en aquella ciudad. Es allí donde permanece enterrado; cuando se ha intentado su traslado al panteón familiar del cementerio de Ballena, ya no ha sido posible.


Se conservan algunos escritos de él, entre ellos el libro Los Hebreos, varios folletos y artículos de prensa.

Por si alguien desea ampliar estas informaciones, pueden recurrir al libro de Los Hebreos, publicado por Julio en 1916, fácil de obtener en Internet.
También existe una biografía escrita por su biznieto titulada: Julio Domingo-Bazán, un militar y jurista en el umbral de la modernidad, publicado en 2015 por Ed. Rúbrica, C. Castella 27-30, 08820-El Prat de Llobregat, Barcelona. Autor: José Manuel Díaz Munguira (ISBN 978-84-96986-69-5) Las notas biográficas precedentes son una modificación de una parte de la Introducción de este libro.
Para profundizar en la historia de la época en que vivió Julio Domingo-Bazán recomendamos la obra de Raymond Carr España 1808-2008, publicada por Editorial Ariel S.A., Av. Diagonal 662-664, 08034- Barcelona (ISBN
978-84-344-3492-9)

Descarga de archivos

Descargar archivo

Centenenario General Bazán- Folleto
Tipo de archivo: PDF | Idioma: Castellano

Fecha última modificación: 18 de abril de 2017 a las 07:50

Teléfonos de interés
 Bomberos y Protección Civil :
Emergencias 112/942 85 90 90
Oficina 942 78 29 59

 Servicio nocturno de taxis - De 21 h. a 8 h. : 942 78 29 70
 Centro de Salud La Barrera URGENCIAS : 061
 Cruz Roja : 942 86 16 40
 DYA - Urgencias : 942 860 300
 Guardia Civil : 942 861 146
Contacta con nosotros

Dirección:
Plaza del Ayuntamiento s/n. 39700
Castro Urdiales (Cantabria)
Teléfono: 942 78 29 00
Fax: 942 78 29 77
Email:
webmaster@castro-urdiales.net